Adaptaciones cinematográficas de El corazón de las tinieblas

El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad  es una de esas novelas por la que cualquier director de cine suspiraría por llevarla o adaptarla al cine. Y así ha sido en algunos casos como  Werner Herzog, en los años 60, con Aguirre  la cólera de Dios, Francis Ford Coppola con Apocalipse now y  Manuel Gutiérrez Aragón con El corazón del bosque y Maravillas. Otro director Orson Welles, que fue el primero en intentar llevar la novela a la pantalla grande, no tuvo tanta suerte debido a la falta de financiación.

Y aquí les dejo el enlace al artículo El corazón de las tinieblas en el cine  publicado en el blog sinololeonolocreo  de la Biblioteca de la  Universidad Complutense de Madrid.

EL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS, de Joseph Conrad

Joseph Conrad, cuyo nombre original era Józef Teodor Konrad Korzeniowski, nació en Berdichev, Polonia (actualmente en Ucrania), hijo de un noble polaco. Está considerado como uno de los grandes escritores modernos en lengua inglesa, cuya obra explora los entresijos morales del ser humano. Además de El corazón de las tinieblas, publicó otras 12 novelas y numerosos relatos cortos. Destacan Lord Jim (1900) y Nostromo (1904).

El corazón de las tinieblas

Joseph Conrad escribió esta novela a partir de su experiencia en el Congo. Este obra cumbre de la narrativa contemporánea habla de la lucha del hombre contra los elementos naturales, si bien ha servido y sirve para criticar la amarga historia de un pueblo sometido a los excesos y privilegios de la colonización. Publicada en 1902, trasciende la circunstancia histórica y social para convertirse en una exploración de las raíces de lo humano. Narra el viaje de Marlow hacia el interior de la selva en busca de Kurtz, hombre misterioso que encarna las más ocuras pasiones del ser humano.

Lectura 17: una vista aérea

Aquí aparece el punto de partida de la gran expedición. Tierra hermosa, tierra de dolor. Un viaje hacia dentro.

Lectura 17: un lugar inhóspito

El lugar del horror podría ser una selva tropical, ya sea en América del Sur, en África Central o en Indochina. Y a nuestro ¿héroe?, en ese espacio, podríamos dedicarle esta cita:

“Cada uno de nosotros es, sucesivamente, no uno, sino muchos. Y estas personalidades sucesivas, que emergen las unas de las otras, suelen ofrecer entre sí los más raros y asombrosos contrastes.”

Lectura 17: un viaje al horror

¿Se imaginan un viaje en el que el destino fuera el horror? ¿Tendrá rostro el horror? La ambición y la locura como características inherentes al ser humano…